961 930 354 / 696 713 081

Dolor lumbar: Fase I del tratamiento: Lumbalgia aguda

Lumbares | 0 Comentarios

Dolor lumbar.Fase I del tratamiento: Lumbalgia aguda

Esta semana continuamos con el tema que empezamos la semana pasada, el dolor lumbar.  Tal como os explicábamos en la entrada anterior, dividimos la lumbalgia inespecífica en tres subgrupos según los objetivos terapéuticos. Hoy vamos a centrarnos en el primero de ellos, la modulación de la sintomatología en lumbalgia aguda.

¿A qué nos referimos con lumbalgia aguda?

Podemos definir la lumbalgia aguda como un episodio de dolor lumbar de aparición reciente (últimas 24/48 horas). Este espisodio se caracteriza por una intensidad de dolor muy elevada que genera gran discapacidad al paciente. Es común adoptar una postura de flexión de la espalda (como si nos inclinásemos hacia delante) o desviación lateral de manera inconsciente como medida de protección. Los síntomas son muy irritables con cualquier cambio de posición o movimiento, por lo que la exploración será lo más breve posible.

En algunos casos muy severos, el tratamiento de fisioterapia estará contraindicado y será necesario derivar al paciente para recibir el tratamiento médico adecuado. Una vez descartados estos casos, podemos empezar nuestro tratamiento.

Es importante destacar que diferentes estudios muestran que el reposo prolongado es un factor de mal pronóstico para el dolor lumbar agudo, por lo que habitualmente se recomendará un reposo relativo en el que se reduzcan las actividades del día a día pero siempre intentando mantenerse lo más activo posible, sin esperar a la desaparición total de los síntomas para retomar nuestras actividades.

El reposo prolongado es un factor de mal pronóstico para el dolor lumbar agudo.

Tratamiento Fisioterápico en función de la historia clínica y la exploración

El tratamiento fisioterápico es uno de los pilares principales en el tratamiento de la lumbalgia aguda. Vamos a explicaros las principales herramientas terapéuticas con las que contamos desde la fisioterapia:

  • Ejercicio terapéutico:El ejercicio terapéutico se propone, según la literatura científica, como una buena opción de tratamiento en los casos en los que se cumplan estos criterios:
    • Hay síntomas tanto en la zona lumbar como en la pierna.
    • Tras la aplicación de un movimiento bajo supervisión del fisioterapeuta exista un fenómeno de centralización (migración de la sintomatología desde la extremidad hacia la zona lumbar).
  • Terapia manual: La terapia manual incluye muchas técnicas manuales. En el caso de la lumbalgia aguda las más interesantes son las técnicas de tracción y las de movilización lumbar.
    • En los casos en los que no haya un fenómeno de centralización, u ocurra lo contrario (periferalización) se aplicarán técnicas de tracción mecánica o manual, puesto que se ha comprobado que este tipo de técnicas tienen un efecto analgésico y reducen el espasmo protector de la musculatura lumbar.
    • Si el dolor está focalizado en la zona lumbar se aplicarán técnicas de movilización y manipulación lumbar, teniendo en cuenta que el objetivo no será en ningún momento “reajustar” un segmento lumbar, sino reducir el dolor e inflamación gracias a los efectos beneficiosos de la terapia manual. En ocasiones estas técnicas pueden aplicarse también  en regiones próximas como la columna torácica para tener un efecto indirecto.
  • Técnicas de masoterapia: También tendremos en cuenta que en el dolor agudo el espasmo muscular es muy común, por lo que aplicaremos diferentes técnicas como la compresión isquémica, la punción seca o el masaje para reducirlo y aliviar el dolor.
  • Venajes: Por último, podrá ser necesario utilizar un vendaje, habitualmente con el objetivo de promover una posición lumbar no dolorosa sin la necesidad de la hiperactivación muscular y aportar un soporte mecánica que reduzca la sobrecarga de los tejidos de la zona.

El ejercicio terapéutico y la terapia manual son las bases del tratamiento de la lumbalgia aguda, junto con las técnicas de masaje y los vendajes.

Es importante tener en cuenta que estas son algunas de las herramientas más comunes  que podremos aplicar como tratamiento, y que en algunos pacientes podrán utilizarse una de ellas, varias o ninguna ya que esto dependerá del razonamiento aplicado por parte del fisioterapeuta ante la presentación clínica del paciente. Por ello, en Prometheus Fisioterapia, fisioterapeutas en Valencia, siempre realizamos una historia clínica y exploración de cada paciente para adecuar el tratamiento a su situación. Una vez los síntomas de la lumbalgia aguda son más reducidos y estables, pasaremos a la siguiente fase del tratamiento que abordaremos en la siguiente entrada.

 

0 comentarios

ÚLTIMAS ENTRADAS

Ejercicio Terapéutico en el vértigo

Ejercicio Terapéutico en el vértigo

En anteriores entradas hemos comentado algunas de las patologías más comunes que provocan síntomas de vértigo y mareo. El vértigo posicional paroxístico benigno, el vértigo cervical y la neuritis vestibular. A pesar de que estas patologías tienen causas diferentes,...

Neuritis Vestibular

Neuritis Vestibular

En la entrada de hoy, vamos a continuar hablando sobre el vértigo. Hasta ahora hemos hablado del vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) como la causa más común de vértigo. También hemos comentado el vértigo cervical,en el cual una disfunción en la región...

Vértigo de origen cervical

Vértigo de origen cervical

En nuestra última entrada estuvimos hablando sobre el vértigo relacionado con el oído . Hoy vamos a comentar otra de sus causas habituales que solemos tratar los fisioterapeutas, el vértigo de origen cervical. ¿Qué es el vértigo de origen cervical? La relación entre...