961 930 354 / 696 713 081

Impingement de cadera: patología de jóvenes y deportistas

cadera | 0 Comentarios

En la anterior entrada estuvimos hablando de una de las patologías más comunes de la cadera, la bursitis o síndrome del trocánter mayor . Hoy vamos a tratar otra de las causas que suelen considerarse típicas de dolor de cadera en personas jóvenes y deportistas, el impingement de cadera.

¿Qué es el impingement de cadera?

Para entender adecuadamente esta patología, lo más sencillo es ver una imagen de la articulación de la cadera, como la que mostramos a continuación:

Impingement de cadera. Prometheus Fisioterapia. Imagen extraida del estudio de Agricola R et al

Imagen extraida del estudio de Agricola R et al 2013

  • En la casilla “A” y “B”, podemos observar una cadera “normal” en la que la cabeza del fémur articula con la cavidad de la pelvis, el acetábulo. En ocasiones, a nivel radiológico pueden observarse un aumento óseo dando lugar a tres opciones:
  • Aumento óseo en la cabeza del fémur denominado cambio tipo CAM (imagen C)
  • Crecimiento óseo a nivel del acetábulo: cambio tipo PINCER (imagen D)
  • Por último, en ocasiones se produce una combinación del cambio tipo CAM y tipo PINCER dando lugar a un impingement mixto.

Cuando hablamos del impingement de cadera, lo más habitual es que uno de estos cambios morfológicos esté presente, pero como siempre solemos comentar en el blog, los cambios anatómicos no son suficientes para justificar una patología puesto que no es raro ver este tipo de cambios en personas asintomáticas.

Si que parece haber cierta relación entre haber sufrido displasia de cadera de jóven, el impingement de cadera y otra de las patologías típicas de cadera que comentaremos en la próxima entrada, la artrosis de cadera.

¿Cómo se diagnostica el impingement de cadera?

Para diagnosticar por lo tanto un impingement de cadera, deberán reunirse tres condiciones:

  • Dolor como síntoma clínico principal: normalmente en la cara anterior de la cadera o en el muslo. Sin embargo, puede presentarse también en la cara lateral o posterior de la cadera. Habitualmente es un dolor sordo y profundo que el paciente nota después de realizar actividades deportivas en las que las piernas realizan movimientos amplios, siendo una patología típica de futbolistas o corredores. Pese a esta relación con la actividad física, es frecuente que el paciente no recuerda ningún evento traumático a partir del cual haya empezado el episodio de dolor.
  • Signos compatibles con el impingement durante la exploración:
    • Reproducción del dolor del paciente durante algunos movimientos de cadera.
    • Falta de control motor en cadera y pelvis.
    • Reproducción de los síntomas con diversos test ortopédicos.
  • Cambios evidenciables en pruebas radiológicas, siendo las más frecuentes la radiografía y resonancia magnética. Ante la sospecha de impingement de cadera la prueba de elección es la resonancia magnética.

¿Cómo se trata el impingement de cadera?

Desde la perspectiva de la fisioterapia, el tratamiento será principalmente activo mediante ejercicio terapéutico. Nuestro objetivo principal será introducir cambios en el control motor de la zona para disminuir en lo posible el estrés mecánico en la articulación. Será importante centrarse en estos aspectos:

  • Trabajo de control lumbopélvico: su posición tiene gran relevancia en la relación entre cabeza de fémur y acetábulo (recordemos que este último está en la pelvis).  Un mal control de la zona puede generar un mayor estrés en la articulación de la cadera.
  • Trabajo de control motor de la cadera: no es raro encontrar cambios en la movilidad de la articulación, como un exceso de extensión de cadera que generará una carga mecánica excesiva en la articulación, por lo que será necesario reentrenar este movimiento.
  • Flexibilización de estructuras rígidas: también es común que estructuras como musculatura flexora de cadera o la cápsula limiten algunos movimientos, por lo que puede ser necesario flexibilizarlos.

Nuestro objetivo principal será introducir cambios en el control motor de la zona para disminuir en lo posible el estrés mecánico en la articulación.

Estos son algunos de los aspectos generales pero, como siempre, el tratamiento será adaptado a las características de cada individuo.El tratamiento de fisioterapia suele ser una buena opción para esta patología. Sin embargo  en los casos en los que no sea efectivo, existen otras alternativas como la cirugía, aunque siempre será interesante asegurarse de que el tratamiento conservador no es efectivo antes de plantarse el tratamiento quirúrgico.

Bibliografía

(1) Agricola R, Heijboer MP, Bierma-Zeinstra SM, Verhaar JA, Weinans H, Waarsing JH. Cam impingement causes osteoarthritis of the hip: a nationwide prospective cohort study (CHECK). Ann Rheum Dis 2013 Jun;72(6):918-923.

0 comentarios

ÚLTIMAS ENTRADAS

Ejercicio Terapéutico en el vértigo

Ejercicio Terapéutico en el vértigo

En anteriores entradas hemos comentado algunas de las patologías más comunes que provocan síntomas de vértigo y mareo. El vértigo posicional paroxístico benigno, el vértigo cervical y la neuritis vestibular. A pesar de que estas patologías tienen causas diferentes,...

Neuritis Vestibular

Neuritis Vestibular

En la entrada de hoy, vamos a continuar hablando sobre el vértigo. Hasta ahora hemos hablado del vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) como la causa más común de vértigo. También hemos comentado el vértigo cervical,en el cual una disfunción en la región...

Vértigo de origen cervical

Vértigo de origen cervical

En nuestra última entrada estuvimos hablando sobre el vértigo relacionado con el oído . Hoy vamos a comentar otra de sus causas habituales que solemos tratar los fisioterapeutas, el vértigo de origen cervical. ¿Qué es el vértigo de origen cervical? La relación entre...