696 713 081

Parálisis de Bell o parálisis facial idiopática

Sin categoría, dolor orofacial | 0 Comentarios

Parálisis de Bell o parálisis facial idiopática

Un estudio realizado sobre la obra de arte la Mona Lisa, de la revista Mayo Clinic Procedings, ha sido publicado recientemente. En este estudio los investigadores analizan, a partir de los rasgos de esta enigmática obra, que patologías podía tener. A nivel orofacial se sugiera que su tan conocida sonrisa puede ser resultado de la patología de la que hoy veniros a hablaros, la Parálisis de Bell.

¿Cuáles son las funciones del nervio facial?

El nervio facial es uno de los 12 pares craneales que, como os explicábamos en la entrada de la semana pasada, se encarga de la inervación de la región orofacial. La función más conocida de este par craneal es la relacionada con el movimiento de los músculos faciales. En concreto, se encarga de inervar los músculos de la expresión facial, es decir, los que nos permiten comunicar nuestras emociones como la risa, el enfado o la sorpresa. Estas emociones son fácilmente reconocibles en una persona capaz de reir, fruncir el ceño o levantar las cejas. Sin embargo, en una persona con parálisis facial que trate de sonreir, solo veremos elevarse la comisura bucal del lado que no esté afecto.

Sin embargo, el nervio facial tiene otras muchas más funciones. Se encarga de inervar multitud de glándulas que tenemos a nivel orofacial. Es el caso de la glándula lagrimal, pequeñas glándulas localizadas en la mucosa nasal o en la boca, la glándula sublingual y la submandibular. Es por ello, que su afectación puede causar alteraciones de la salivación y del lagrimeo del ojo.

Por otro lado, el nervio facial también se encarga de recoger la información referente al gusto en los dos tercios anteriores de la lengua, dejando el tercio posterior a merced del glosofaringeo, otro par craneal.

Por último, también recoge parte de la información sensitiva de la cara, concretamente de la región del pabellón auditivo, compartiendo esta función con el nervio trigémino, el nervio que aporta la mayor parte de sensibilidad a la cara.

La función más conocida de este par craneal es la relacionada con el movimiento de los músculos faciales. En concreto, se encarga de inervar los músculos de la expresión facial, es decir, los que nos permiten comunicar nuestras emociones como la risa, el enfado o la sorpresa.

¿Qué es la parálisis de bell?

Es el nombre que recibe la parálisis facial de causa desconocida. Los estudios sospechan de un proceso de atrapamiento y/o compresión en el recorrido del nervio facial, normalmente secundario a procesos virales. Debido a la necesidad de descartar patologías que puedan haber sido las causantes de la parálisis, siempre será necesaria la valoración médica correspondiente.

Esta patología afecta a hombres y mujeres en porcentajes similares y es cada vez más frecuente. El síntoma principal que se presenta es una incipiente debilidad en media cara que va progresando hacia una parálisis más o menos completa de dicho lado de la cara. Esto se debe a la afectación de la parte motora del nervio facial. Además, también pueden aparecer alteraciones del gusto, de la salivación y del lagrimeo.

El pronósitco del cuadro clínico es positivo, tendiendo a su resolución. Sin embargo, el proceso puede ser lento y ha de controlarse para que la recuperación motora sea adecuada. Es decir, tras la parálisis facial las fibras afectadas comienzan a regenerarse, sin embargo en ocasiones pueden crearse sincinesias. Este término consiste en la presencia de movimientos anormales debido a una inadecuada regeneración de las fibras afectas. Un ejemplo es una persona que, tras una Parálisis facial, cuando sonríe nota que su párpado se cierra ligeramente.

Esperamos que esta entrada os haya servido para conocer mejor una patología cada vez más frecuente, la parálisis de Bell. En próximas entradas, desde Prometheus Fisioterapia, especialistas en dolor orofacial, os explicaremos qué tratamientos propone la evidencia científica actual.

0 comentarios

ÚLTIMAS ENTRADAS

Retomamos la actividad clínica

Retomamos la actividad clínica

con todos los cambios que consideramos necesarios para garantizar la seguridad Han sido dos meses intensos en los que planificar, valorar y decidir cual iba a ser la mejor fórmula para retomar nuestra actividad asegurando que, pese a la incertidumbre sobre el curso de...

¡Estamos trabajando para volver!

¡Estamos trabajando para volver!

Eso si, con las máximas garantías de seguridad para todos vosotros Tras el anuncio del plan de desescalada, estamos recibiendo múltiples consultas sobre cuándo vamos a volver. En este sentido queremos explicaros en qué se va a basar nuestro criterio para saber cuándo,...

Ejercicio Terapéutico en el vértigo

Ejercicio Terapéutico en el vértigo

En anteriores entradas hemos comentado algunas de las patologías más comunes que provocan síntomas de vértigo y mareo. El vértigo posicional paroxístico benigno, el vértigo cervical y la neuritis vestibular. A pesar de que estas patologías tienen causas diferentes,...